Cirugía Ortognatica

Cirugía Ortognatica

Este campo de la cirugía Maxilofacial abarca toda una serie de procedimientos que conllevan a mejorar la posición del hueso de los maxilares, para facilitar al paciente su función masticatoria y mejorar su aspecto estético. Se basa en la simetría facial que divide la altura de la cara en tres tercios, Tercio facial superior (Zona de la frente), medio (desde las cejas hasta la base de la naríz y comprende el maxilar superior) e inferior (comprende la mandíbula y el mentón).

¿Para quienes está indicado?

Dirigido a todos aquellos pacientes, a quienes por falta de desarrollo y/o crecimiento excesivo del hueso, presentan un desbalance en la armonía facial y no es posible mejorar la posición de los dientes sólo con ortodoncia. Idealmente pacientes mayores de 18 años.

Preparación para la cirugía

Todos los procedimientos de Cirugía para corrección de la posición de los maxilares, deben ser estudiados radiográfica y clínicamente con anticipación. Deben ser manejados con una ortodoncia especial, que dará la pauta para lograr un adecuado funcionamiento masticatorio y estético posterior a la cirugía. Los procedimientos de los maxilares, al ser procedimientos que involucran movimiento al hueso y fijación similar a una fractura, requieren de una incapacidad total mínima de 15 días y relativa de 3 meses.

Anestesia

Se realizan bajo anestesia general en una clínica especializada y se realizan todos en un solo tiempo quirúrgico, siempre y cuando esté indicado. En su gran mayoría, los procedimientos se realizan por dentro de la boca y el paciente no tendrá cicatrices visibles en la cara.

Técnica quirúrgica

Previo concepto del ortodoncista y una vez finalizada la preparación de los dientes con respecto a la posición del hueso, se lleva el paciente a salas de cirugía y bajo anestesia general, se lleva a cabo el procedimiento programado, realizando incisiones y cortes en el hueso, por dentro de la boca, utilizando guías quirúrgicas para asegurar la nueva posición de los maxilares. Una vez logrado, se fija el hueso con placas y tornillos de titanio, garantizando la estabilidad de la cirugía.

¿Es doloroso?

El dolor es muy relativo y depende de la sensibilidad del paciente ante cualquier procedimiento. Si el paciente sigue las indicaciones que se le brindan y adicionalmente, toma los medicamentos formulados, no va a presentar incomodidad relacionada con dolor.

Cuidados postoperatorios y para el manejo de la inflamación

Todos estos procedimientos requieren cuidado por parte del paciente,con una incapacidad no inferior a 15 días, iniciando con dieta líquida y mejorando su consistencia hasta llegar a una dieta normal en el lapso de tres meses. Exige la toma de medicamentos para evitar la infección y manejo de la inflamación.

Procedimientos que contempla

Cirugía del Maxilar Superior

Si el paciente presenta deficiencia en sentido anteroposterior y/o en sentido vertical del tercio medio facial ( muestra demasiado los dientes estando el labio en reposo ó por el contrario no se observan), la indicación será reposicionar el maxilar superior con respecto al inferior con procedimientos de Avance, Ascenso ó Descenso del maxilar superior. También si el maxilar es corto en sentido transversal, se puede corregir igualmente.

Cirugía del Maxilar Inferior

Si se requiere corregir la posición de la mandíbula en sentido anteroposterior, vertical y transversal.

Cirugía de Mentón

En algunas ocasiones acompaña la cirugía de los maxilares, sin embargo el paciente a pesar de tener una mordida normal, presenta deficiencia anteroposterior y/o vertical del tercio inferior de la cara. Este procedimiento recibe el nombre de Genioplastia y corrige todos los defectos relacionados con la mala posición del mentón. Puede ser de Avance, retroceso, ascenso ó descenso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *