Aumento de senos

Aumento de Senos

La mamoplastia de aumento es uno de los procedimientos que por su predecibilidad y escasa posibilidad de complicaciones más le agrada al Dr. Carlos Rivera. Está diseñado para aumentar el volumen de los senos de escaso tamaño o aquellos que por pérdida de peso o tras embarazos han perdido su aspecto previo. Técnicamente aumenta el volumen pero no está diseñada para elevarlos o cambiar su forma o posición y esto debe ser muy claro al discutirlo con el cirujano para evitar falsas expectativas y falta de satisfacción con la cirugía.

La paciente recibirá en su entrevista una extensa explicación de los diferentes tipos de implantes, formas y asesoría para elegir el más adecuado para su caso personal. Usualmente es un procedimiento de carácter ambulatorio que se realiza bajo anestesia general y toma alrededor de una hora, con resultados inmediatos y un postoperatorio muy cómodo.

¿Para quién es esta cirugía?

Esta cirugía esta indicada para mujeres que se sientan insatisfechas con el volumen de sus senos, ya sea por escaso volumen de constitución o por perdida de volumen tras disminuciones de peso corporal o como consecuencia de embarazos y lactancia.

¿Riesgos de la cirugía?

Los riesgos asociados a la cirugía son afortunadamente muy escasos pudiéndose presentar sangrado (hematoma), cicatrización anormal o reacción al material de los implantes (contractura capsular o seroma), infección entre otros., los cuales trabajando en conjunto con el cirujano son susceptibles de corrección y mejoría.

¿Qué hacer antes de la cirugía?

Como requisitos previos están una valoración con el cirujano para aclarar dudas y tener claras las expectativas y riesgos, exámenes de laboratorio apropiados para la edad y procedimiento, valoración de parte del equipo anestésico, elección del volumen de los implantes ( con la asesoría del cirujano) , brassiere postoperatorio y programación de la cirugía con el área administrativa.

Anestesia

El procedimiento, debido a su breve duración , es usualmente llevado a cabo bajo anestesia general, normalmente endovenosa, lo cual permite un excelente proceso de anestesia y recuperación.

Técnica Quirúrgica

Una vez en el quirofano se realiza una incisión por el borde inferior de la areola a través de la cual se hace un bolsillo, ya sea debajo de la glándula o el musculo, donde se colocara el implante elegido. Finalmente se realiza sutura con material absorbible que no requiere de su posterior retiro.

Galería de casos